lunes, 24 de agosto de 2009

Por amor al arte


Todos estamos dispuestos a hacer algunas locuras por algo que al resto de la humanidad le parecería absurdo.

En mi caso, el arte es una de esas razones. Si te dicen que tienes que subir esta pared para ver unos frescos de mil años de antigüedad sorprendentemente conservados en la roca, dirás: "Que suba Rita". Pero si el arte es una de tus pasiones, dirás: "¿En qué punto exactamente nos vamos a dar la hostia disfrutando de esos frescos?". Pues exactamente donde está la flecha naranja.
Este es uno de los frescos que se conservan en la gran roca de Sigiriya, en el centro de Sri Lanka. Para mí este lugar es uno de los más interesante de la isla, no sólo por la imponente ruta de subida a la cima, sino por la historia del lugar, que hace 2000 años fue un lugar de meditación budista y posteriormente fue tomado por un monarca déspota para instalar su palacio en la cúspide.

Esta fotografía está tomada desde la parte más alta de la roca. Si pincháis en la imagen, podéis comprobar que los puntos del centro de la fotografía no son hormigas, sino personas que se debaten entre las dos frases con las que comienza este post.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Bestial, qué gozada.
En cualquier caso, la locura es un concepto subjetivo. Y cuantos más años cumplo, más subjetivo se va haciendo.
Bienvenidos y ánimo con la realidad de este lado del mundo.
Belén

Anónimo dijo...

En cierta forma estamos de acuerdo, todos los locos piensan que están cuerdos.

Locura es aquí lo que te hace romper con lo habitual de una forma radical, aunque sea por un rato.

A ver si nos vemos, que hay varias cosas pendientes de celebrar.

Fer

Anónimo dijo...

¿Celebrar? ¿Celebrar? ¿Celebrar? ¿Celebrar?
¿Hay algo que celebrar? ¿Profesional o personal? ¿Quién o quiénes celebran? ¿Cuándo se celebra? ¿Por qué se celebra? ¿Cómo se celebra?

Dios mío, lo que me estoy aburriendo hoy en el trabajo.

Mariano Lozano dijo...

Pero un momento: ¿y cómo se sube allí? Hay escaleras o algo?

Me recuerda a los monasterios ortodoxos de Meteora, en el norte de Grecia. Esculpieron peldaños en la roca, pero hay que tener el valor de subirlos. Todo sea por una buena foto o una buena experiencia!
Saludos,

http://lablogoteca.20minutos.es/mi-cienaga-1821/0/

El viajero espiral dijo...

Hola Mariano,

Efectivamente, los que pintaron esos frescos (mi admiración por ellos) subían por pequeños peldaños esculpidos en la roca, como en Meteora. Ahora hay unas pasarelas, si no yo, que tengo vértigo, no habría tenido el valor de subir.

Suerte en el concurso amigo!

ordago13 dijo...

Me ha parecido genial la foto primera, en lo alto de la colina¡¡¡

Carlos Gallego dijo...

Estoy de acuerdo con Ordago13, la fotografía es increíble, es tuya?

nykaa dijo...

Vaya locura!!!!Pero la verdad es que es precioso todo visto desde arriba y el fresco que nos muestras es precioso.A veces las locuras que son para unos, para otros son un medio de vida, de ansias de descubrir y conocer nuevas cosas...que creo que es tu caso,pues estás muy vinculado al arte.
Saludos y suerte en el concurso.

El viajero espiral dijo...

Hola Carlos y Ordago,

La primera foto no es mía, es de la oficina de turismo de Sri Lanka (lo digo ahora, ya que suelo mencionar el autor si no es mía, y en este caso se me pasó, sorry!!), las otras dos sí las hice hace unos días, la del fresco y la última, que está hecha desde la colina.

Nykaa, gracias por tu mensaje, las últimas entradas de tu blog son muy sugerentes.

Anónimo dijo...

gracias por tu voto y tu visita, tu blog es genial. un saludo!
"la loca de los gatos"